jueves, 24 de noviembre de 2016

Wowble!




Como no todo van a ser recetas en este blog, os voy a hablar de una franquicia de bebidas, cuyos productos probé hace algún tiempo y que me gustaron bastante. Sus bebidas son, según su página web, "coctelería creativa y sin alcohol con toppings que explotan en la boca". Aquí tenéis la página web, donde presenta todos sus productos. Yo probé un cream (que es una especie de batido, sin lactosa, añaden en la web) de kiwi y otro de frutos rojos con bobas (una especie de burbujas) de maracuyá. Riquísimos. Las burbujas de maracuyá subían por la pajota (era una pajita bastante gorda) y producían un delicioso contraste con la crema de frutos rojos.

Yo me lo apunto para ocasiones posteriores. Una pena que no haya ninguna de sus tiendas en Toledo.

http://wowble.com/wp-content/uploads/2014/07/creaciones-ice.jpg

Espaguetis con gambones



En algo más de un mes desde la última entrada, he acumulado bastantes recetas: espaguetis con langostinos, ensalada de alubias con frutos del mar, humus (esta creía que la había colgado, pero no), coliflor asada con salsa tártara, lentejas a la jardinera... Así que, como diría Jack el Destripador, "vayamos por partes" y empecemos por unos espaguetis con gambones.

Ingredientes (para 2 personas):
  • Espaguetis.
  • 1/2 kg de gambones.
  • Dos dientes de ajo.
  • Una cayena.
  • Un chorrito de brandy.
  • Una hoja de laurel.
  • Perejil picado.
  • Aceite, sal y pimienta.
  • Agua.

Elaboración:

Lo primero que hacemos es pelar los gambones. Echamos las cáscaras y las cabezas en una cazuela, las cubrimos con agua y las ponemos a cocer para hacer un caldo. En ese caldo pondremos a cocer los espaguetis, junto con una hoja de laurel. Añadimos agua, si vemos que no es suficiente con el caldo para cocer los espaguetis.

Por otro lado, cortamos los ajos en láminas. En una sartén con aceite echamos los ajos cortados y la cayena y los freímos con el fuego no muy alto, para que no se nos quemen los ajos. Cortamos las colas de los gambones y las echamos a la sartén. Las pasamos un par de minutos con los ajos y la cayena. Echamos un chorrito de brandy (o de vermut o ron, lo que tengáis a mano) y dejamos que reduzca un minuto a fuego fuerte. Salpimentamos.

Escurrimos los espaguetis y los juntamos con la salsa. Le añadimos tres o cuatro cucharadas de agua de cocción y mezclamos los espaguetis con la salsa a fuego suave. Los servimos y decoramos los platos con perejil picado.

espaguetis con langostinos o gambas

La foto es de el blog De Rechupete, de donde saque la receta original. He decidido dejar de hacer fotos a los platos porque no me termina de gustar cómo me quedan.

jueves, 6 de octubre de 2016

Gazpacho de judías pintas

Esto se está convirtiendo en el blog de la legumbre. Quizá sea un efecto secundario de haber pintado media casa de color garbanzo.

Ingredientes:
  • 400 gr de judías pintas o rojas cocidas
  • 250 gr de tomates maduros
  • 120 gr de cebolla
  • 100 gr de pimiento rojo
  • Un diente de ajo
  • 60 gr de pan
  • Una cucharada sopera de tahina (o de semillas de sésamo)
  • Una cucharada de postre de comino
  • Aceite, agua, sal y pimienta blanca
  • Brotes de judías en vinagre

Elaboración: 

Si, como es nuestro caso, no tenéis tahina, tostáis una cucharada de semillas de sésamo unos 10 minutos en la sarten con el fuego bajo. También ponéis el pan a remojar en agua. Luego echáis en el vaso de la batidora las judías cocidas, los tomates pelados, la cebolla, el pimiento, el ajo, el pan, las semillas de sésamo (o la tahina), el comino, un chorrito de aceite, sal y pimienta al gusto y suficiente agua para que todo lo anterior deje de parecer una ensalada mutante y quede convertido en un crema similar a un gazpacho. Lo metemos en el frigorífico y lo consumimos fresquito.

Los brotes de judías los hemos usado para decorar. Y la verdad es que el sabor del vinagre pega bastante bien con las legumbres. Hemos pensado que también podría estar bueno con pepinillos cortados en cubitos, pero eso no lo hemos probado aún.

Croquetas de legumbres

Por petición popular... Bueno, más bien porque Marramiau la estuvo buscando, voy a repescar una receta de nuestro antiguo blog, Gatos en Carnaval: las croquetas de legumbres.

Ingredientes:
  • Un bote de garbanzos o lentejas cocidas (a mí me gustan más con lentejas)
  • Una cebolla
  • Un diente de ajo
  • Una zanahoria
  • Comino, sal, perejil y pimienta
  • Pan rallado y huevo

Elaboración:

Picad bien finito la cebolla y el ajo. Rallad la zanahoria. Cebolla, ajo y zanahoria se fríen ligeramente (luego habrá que freír las croquetas, así que no friáis demasiado esta mezcla). Espachurrad las legumbres con un tenedor o las trituráis bien con una batidora de brazo. Añadid la mezcla de cebolla, ajo y zanahoria a las legumbres espachurradas y le echáis comino picado, sal, pimienta y perejil al gusto (sed generosos con el comino). Mezcladlo todo bien y con la masa resultante dad forma a las croquetas. Rebozadlas con pan rallado y huevo (a mí como más me gusta rebozar es como hace mi madre: primero el pan rallado y luego el huevo, pero es al revés de cómo lo hace la mayoría de la gente). Podéis servirlas con un poco de mahonesa, de mahonesa con ajo o de salsa de yogur, que les van muy bien.

Estas croquetas son una forma diferente de consumir legumbres, puede venir muy bien en verano cuando los cocidos, potajes, fabadas… parece que apetecen menos. Los médicos afirman que todos deberíamos comer legumbres una vez al día, alternando entre sus distintas variedades. Las lentejas, por ejemplo, son una insustituible fuente de proteínas, fibra, vitaminas y minerales, entre ellos el selenio, un mineral antioxidante que protege a las células del organismo humano contra la oxidación provocada por los radicales libres.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Ensalada de lentejas definitiva

El ambicioso nombre de esta ensalada de lentejas se debe, sobre todo, a la denominación que le daban en la página de la que la saqué (aunque luego yo la he tuneado a nuestro gusto), pero también a que sus ingredientes incluyen legumbres (las lentejas), carne, verdura, fruta, frutos secos, lácteos y aceite de oliva. ¿Alguien da más?

Ingredientes (para 4 personas):
  • Un bote de lentejas cocidas.
  • Carne en dados: puede ser pechuga de pollo o de pavo, asada o a la plancha, lomo de cerdo asado... Lo que más os guste o lo que os haya sobrado de otra comida.
  • Una manzana roja.
  • Ocho tomates secos.
  • 100 gr de queso.
  • Cinco o seis pepinillos.
  • Nueces.
  • Aceite de oliva, vinagre y salsa de soja.

Elaboración:

La elaboración es más simple que el mecanismo de un chupete. Lo más complicado es lo de los tomates secos. Si los habéis comprado en aceite, no tenéis que hacer nada más. Si los habéis comprado secos, secos, en una bolsita o una caja, tendréis que hidratarlos. Echádlos un par de horas en un cuenco con agua templada.

Para hacer la ensalada, lavamos y escurrimos las lentejas y las echamos en un bol. Añadimos la carne cocinada y cortada en dados, la manzana pelada y cortada en dados, los tomates secos cortados en varios trozos, el queso cortado en dados, los pepinillos cortados y las nueces. Aliñamos con aceite de oliva y una cucharada de vinagre y otra de soja.


Y ya está.

domingo, 31 de enero de 2016

Porrusalda

Hoy vamos con uno de nuestros clásicos para las noches invernales, la porrusalda. En su versión tradicional sólo tiene puerro y patata, pero nosotros optamos por una receta más moderna y más extendida, que amplía el número de ingredientes.

Ingredientes:
  • Dos puerros
  • Tres patatas
  • Una zanahoria
  • Media cebolla
  • Un diente de ajo
  • Caldo o agua
  • Aceite
  • Una hoja de laurel
  • Sal y pimienta en grano

Elaboración:

Cortamos en rodajas los puerros. Pelamos y cortamos en rodajas las zanahorias. Picamos la cebolla. Pelamos y cortamos en láminas el diente de ajo. Pochamos la verdura en una olla con una hoja de laurel. Le añadimos sal. Pelamos las patatas y las cortamos en gajos, triscándolas. Cuando la cebolla empiece a transparentar echamos la patata y la pochamos un poco junto a la verdura. Echamos el caldo de forma que cubra ligeramente las patatas, rectificamos de sal y echamos los granos de pimienta. Dejamos que cueza hasta que las patatas estén hechas.

sábado, 16 de enero de 2016

Payva y Monólogo

En primer lugar, Feliz Año.

Estas Navidades hemos provado un par de vinos con sensaciones contrarias, así que vamos a comentarlos aquí para acordarnos de ellos.

El primero fue un Payva Crianza 2010, un vino de la denominación de origen Ribera del Guadiana, una denominación con poca fama entre los que no sabemos demasiado de vinos, pero que me parece que está haciendo cosas interesantes. Como su nombre indica es un vino de Bodegas Martínez Paiva, de Almendralejo. Su composición es 80% Tempranillo, 10% Cabernet Sauvignon y 10% Graciano, aunque me figuro que el enólogo irá variando las proporciones de uva según el año.

Según las notas de cata de la bodega, es un vino de "color rojo cereza con bordes rubí. En nariz: Aromas a frambuesas, cerezas y hojas de tabaco, acompañado de esencias de vainilla. En boca: sus taninos maduros otorgan a este vino una agradable redondez y estructura, y sus aromas a mermeladas de frutas, especias y vainillas lo hacen goloso y atractivo al paladar. Con un recuerdo largo, fresco y equilibrado tras ser bebido". He encontrado otra cata en la web, en la página sobre crítica gastronómica Verema. En ella uno de sus usuarios más avezados dice: "Color cereza oscuro con borde violáceo. Aromas de mediana intensidad a frutos rojos y negros muy maduros, toques de sobremaduración, tostados, crema catalana, ahumados y vainilla. En boca tiene cierta sabrosidad, el paso de boca muy bebible pero con poca estructura y personalidad, agradable pero flojito, final con cierta persistencia. Un vino que gusta a mucha gente, ya que parece vino un pelin dulcificado. No voy a entrar en más detalles. Está medianamente 'potable' que es de lo que se trata". Dicho así no parece una buena crítica, pero al final le da un 8,5, que no me parece una mala nota. El caso es que nosotros somos parte de la mucha gente, porque nos gustó mucho.

El segundo del que voy a hablar es el Monólogo Crianza 2013. Lo compré para probarlo porque estaba de oferta en el Supercor. Es un rioja con uva 100% tempranillo de la bodega Solar Viejo de Laguardia, del grupo Feixenet.


Según la bodega "es un vino de toque moderno e informal pero que no deja paso a la indiferencia". Las notas de cata dicen: "Color rojo granate, brillante y de intensidad media. Aroma agradable a cacos, vainilla, torrefactos, coco, pimienta, canela. Tras leve oxigenación dominan las notas a fruta roja madura. Entrada en boca amable, de gran vitalidad, buena armonía entre alcohol, acidez y estructura. Sensación tánica madura y pulida". Siento discrepar con ellos (bueno, la verdad es que no) pero a nosotros sí nos dejó bastante indiferentes. Nos pareció un vino flojito y poco sabroso.

Hay veces que la primera vez que pruebas un vino no te dice nada (o te gusta) y en ocasiones posteriores cambia totalmente tu opinión sobre él, pero me parece que nosotros no vamos a correr mucho para volver a probar el Monólogo.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Empanada de manzana

Ingredientes para la masa:
  • 2 huevos
  • 1 sobre de levadura
  • 3 cucharadas soperas de aceite de girasol
  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de leche
  • Una pizca de sal
  • Harina
  • Anís (nosotros la última vez, como no teníamos anís le echamos coñac)
  • Ralladura de limón

Ingredientes para el relleno:
  • 2 manzanas
  • Azúcar
  • Canela 

Elaboración:

Ponemos el aceite de girasol en una sartén y lo calentamos hasta que humee. Lo dejamos enfriar un poco mientras mezclamos el resto de ingredientes. En un bol grande batimos los huevos y los mezclamos con la levadura, el azucar, la leche, la sal, un chorrito de anís y un poco de ralladura de limón. Echamos también el aceite caliente. Vamos mezclando con las manos y añadiendo harina hasta obtener una masa suave y no demasiado pegajosa. Debe tener una consistencia suficiente para que no se deshaga y que no que nos quede pegada en las manos. Hacemos una bola con ella, la tapamos bien y dejamos que fermente mínimo una hora.

Con la masa haremos las dos partes de la empanada: la base y la tapa. Para hacerlas lo mejor es usar un rodillo de cocina. Colocamos la parte inferior en una bandeja de horno. Sobre ella colocamos las manzanas, cortadas en laminas finas, y las espolvoreamos con azucar y canela. Ponemos la parte superior por encima y doblamos los bordes de la base sobre ella. Aplastamos con un tenedor el borde de la parte inferior y, con ese mismo tenedor, hacemos agujeros por toda la superficie superior de la empanada. Cogemos la empanada y la metemos en el horno a 180 ºC aproximadamente tres cuartos de hora, hasta que quede doradita. Como esta:


domingo, 15 de noviembre de 2015

Queso Flor Valsequillo curado y Montes Alpha Carmenère 2013

El otro día vinieron unos amigos a cenar. Como aperitivos queríamos poner, entre otras cosas, un poco de queso. Pasamos por Alcampo y cogí una cuña de un queso que me pareció que tenía buena pimta. Un queso de cabra curado de Gran Canaria, el Flor Valsequillo. Fue un acierto, ya que ese queso fue una de las estrellas de la noche.

Se trata de un queso curado de leche cruda de cabra. Tiene un sabor muy intenso, así que no es un queso apropiado para hacerte un bocadillo, pero que en taquitos para un aperitivillo es excelente. La empresa tiene una sucursal en Yuncos, así que no sé si será fácil encontrarlo en la Península o aquí lo tenemos porque nos pilla cerca. En el Alcampo tienen la cuña a 13,42 €/kg.

El viernes volvimos a comprarlo. Lo empezamos como aperitivo en una cena en la que abrimos un vino que nos trajo una amiga de Chile. Se trataba de un Montes Alpha Carmenère 2013. La ficha técnica dice:

"Marcado y profundo color rojo carmín. Alto potencial aromático, con predominancia de frutos rojos y negros maduros, ciruelas al jugo, arándanos, cerezas maduras, confitura y leves notas de especias dulces. Un equilibrado aporte aromático lo ofrece el roble francés, notas tostadas de fondo y toques de café recién molido. En boca se muestra suave, de taninos redondos y buena estructura, además de presentarse muy amplio y persistente en boca".



A nosotros nos pareció un vino extraordinario. Lamentablemente, creo que tardaremos mucho en volver a verlo, así que lo vamos a dejar aquí para acordarnos de él.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Pimientos rellenos de merluza y langostinos

Ingredientes (para 4 personas):
  • 16 pimientos del piquillo
  • 300 gr de merluza (puede ser otro pescado blanco, como pescadilla o bacalao)
  • 8 langostinos
  • Una cebolla
  • 5 cucharadas de tomate triturado
  • 2 cucharadas de harina
  • 80 ml de vino blanco
  • 80 ml de leche
  • Un diente de ajo
  • Una zanahoria
  • Perejil 
  • Laurel
  • Agua
  • Aceite de oliva 

Elaboración:

Lo primero es poner a cocer un poco el pescado para poder desmigarlo bien. Ponemos una olla con agua y una hoja de laurel. Cuando empiece a cocer echamos el pescado, un poco de perejil, un poco de cebolla, el diente de ajo y la zanahoria. Lo dejamos 5 minutos y lo colamos. Por un lado tendremos el caldo de pescado y las verduras, que usaremos para hacer la salsa y coceremos un poco más, y, por otro, el pescado ligeramente cocido.

Desmigamos el pescado. Pelamos los langostinos y los troceamos. Troceamos la cebolla y la sofreímos. Cuando empiece a estar dorada añadimos el pescado y los langostinos. Cuando empiecen a dorarse los langostinos añadimos la leche y una cucharada de harina y ligamos toda la mezcla.

Para hacer la salsa trituramos las verduras cocidas con 200 ml de caldo. En una sartén con aceite echamos el tomate triturado y dejamos que se haga un poco. Luego echamos el vino blanco y una cucharada de harina y dejamos que hierva un par de minutos. Después añadimos las verduras trituradas con el caldo y revolvemos hasta que tengamos una salsa espesa.

Con la mezcla de pescado y langostinos rellenamos los pimientos. Puede ser útil utilizar un guante de latex para agarrarlos mejor. Juntamos los pimientos rellenos con la salsa y lo dejamos cinco minutos a fuego suave. Echamos por encima un poco de perejil picado y servimos.

Un plato rico, muy aparente y no demasiado complicado: