jueves, 6 de octubre de 2016

Gazpacho de judías pintas

Esto se está convirtiendo en el blog de la legumbre. Quizá sea un efecto secundario de haber pintado media casa de color garbanzo.

Ingredientes:
  • 400 gr de judías pintas o rojas cocidas
  • 250 gr de tomates maduros
  • 120 gr de cebolla
  • 100 gr de pimiento rojo
  • Un diente de ajo
  • 60 gr de pan
  • Una cucharada sopera de tahina (o de semillas de sésamo)
  • Una cucharada de postre de comino
  • Aceite, agua, sal y pimienta blanca
  • Brotes de judías en vinagre

Elaboración: 

Si, como es nuestro caso, no tenéis tahina, tostáis una cucharada de semillas de sésamo unos 10 minutos en la sarten con el fuego bajo. También ponéis el pan a remojar en agua. Luego echáis en el vaso de la batidora las judías cocidas, los tomates pelados, la cebolla, el pimiento, el ajo, el pan, las semillas de sésamo (o la tahina), el comino, un chorrito de aceite, sal y pimienta al gusto y suficiente agua para que todo lo anterior deje de parecer una ensalada mutante y quede convertido en un crema similar a un gazpacho. Lo metemos en el frigorífico y lo consumimos fresquito.

Los brotes de judías los hemos usado para decorar. Y la verdad es que el sabor del vinagre pega bastante bien con las legumbres. Hemos pensado que también podría estar bueno con pepinillos cortados en cubitos, pero eso no lo hemos probado aún.

Croquetas de legumbres

Por petición popular... Bueno, más bien porque Marramiau la estuvo buscando, voy a repescar una receta de nuestro antiguo blog, Gatos en Carnaval: las croquetas de legumbres.

Ingredientes:
  • Un bote de garbanzos o lentejas cocidas (a mí me gustan más con lentejas)
  • Una cebolla
  • Un diente de ajo
  • Una zanahoria
  • Comino, sal, perejil y pimienta
  • Pan rallado y huevo

Elaboración:

Picad bien finito la cebolla y el ajo. Rallad la zanahoria. Cebolla, ajo y zanahoria se fríen ligeramente (luego habrá que freír las croquetas, así que no friáis demasiado esta mezcla). Espachurrad las legumbres con un tenedor o las trituráis bien con una batidora de brazo. Añadid la mezcla de cebolla, ajo y zanahoria a las legumbres espachurradas y le echáis comino picado, sal, pimienta y perejil al gusto (sed generosos con el comino). Mezcladlo todo bien y con la masa resultante dad forma a las croquetas. Rebozadlas con pan rallado y huevo (a mí como más me gusta rebozar es como hace mi madre: primero el pan rallado y luego el huevo, pero es al revés de cómo lo hace la mayoría de la gente). Podéis servirlas con un poco de mahonesa, de mahonesa con ajo o de salsa de yogur, que les van muy bien.

Estas croquetas son una forma diferente de consumir legumbres, puede venir muy bien en verano cuando los cocidos, potajes, fabadas… parece que apetecen menos. Los médicos afirman que todos deberíamos comer legumbres una vez al día, alternando entre sus distintas variedades. Las lentejas, por ejemplo, son una insustituible fuente de proteínas, fibra, vitaminas y minerales, entre ellos el selenio, un mineral antioxidante que protege a las células del organismo humano contra la oxidación provocada por los radicales libres.